EL CLUB DE LA COMEDIA: MARIANICO EL CORTO

La Tierra es plana. El hombre no ha llegado a la luna. El 11-M fue Eta. La Tierra es plana. El hombre no ha llegado a la luna. El 11-M fue Eta. La Tierra es plana. El hombre no ha llegado a la luna. El 11-M fue Eta. La Tierra es plana. El hombre no ha llegado a la luna. El 11-M fue Eta. La Tierra es plana. El hombre no ha llegado a la luna. El 11-M fue Eta. La Tierra es plana. El hombre no ha llegado a la luna. El 11-M fue Eta. La Tierra es plana. El hombre no ha llegado a la luna. El 11-M fue Eta. La Tierra es plana. El hombre no ha llegado a la luna. El 11-M fue Eta.

(y así hasta las elecciones que vienen. A ver si hay suerte y, como Z, antes ZP, entra a la Moncloa vía Atocha. La historia se repite).

DESPLOMES

Algo parecido a una carcoma se va extendiendo por la prensa nacional. Soberbia mediática, también podría llamarse. A Pedrojota se le caen los pelos y palos del sombrajo y se agarra a las algas purulentas de una conspiración fantasma que, en el fondo, le da igual. No importan las 192 víctimas, o las que fueran, sino los 92.000 periódicos vendidos desde el 11-M. Ahora ha desenchufado a su descodificador bloguero, último bastión libertario que le quedaba. Por su parte, El país sigue “publicoanalizándose” o “adnlizándose” con letras cada vez más grandes, muchos brevecitos, colorín y poca chicha. La razón hincha sus cifras con la misma Vara de medir usada hace una década, y el que queda sigue sin explicar lo de “independentistas vascos”. La memoria es olvidadiza. Ya no sirven ni para envolver las sardinas frescas. Las pudren al contacto con su tinta. 

PIELES PELIGROSAS

Siempre se les nota el perfume de sangre quemada. Aunque intenten quedarse muy quietecitos en el centro, para no recibir las estocadas de nadie. Hoy anunciamos el resurgir fascista para 2008, mañana nos volvemos progres. Hoy somos promundo, mañana propaís. Hoy eta es criminal, mañana, independentistas. ¿Qué será lo próximo? El ABC del cinismo. Tanta pluma cabaretera vasca y calva no puede ser buena. Todo apesta.

LA POLÍTICA DE LA SANGRE FÁCIL

Tengo una idea. Recorro una mañana los mejores túneles de la capital, apuntando cuidadosamente muros de contención, cimientos estratégicos y horas punta. Luego me meto en internet y en un periquete me hago con fórmulas sencillísimas para elaborar potentes explosivos caseros. Seguidamente me bajo en Lavapiés y le doy a unos moritos los planos y las fórmulas en el nombre de Alá todopoderoso. Me voy a mi casa y espero a que vuelen unos cuantos subterráneos neurálgicos. Las noticias dicen que se superan los 300 muertos. Misión cumplida: el 11-M es agua de borrajas. Y como solo soy ideólogo intelectual de la masacre, quedo libre y me tomo un vermut en la taberna de la esquina, al tiempo que ayudo a un par de medios de comunicación a subir su tirada y evito algunas regulaciones de empleo. No me digas que no soy un jodido héroe social.

ÑAM, ÑAM

El tibúrón huele la sangre a borbotones. El sol es rojo y se pone cada día dos veces. Esta pocilga está cada vez peor. Creo que me voy a poner las botas. Hoy es el día de los muertos. Rezo para que salgan de sus tumbas y nos inviten a un chupito de absenta. Primera dentellada del día: ¿sabíais hacia dónde volaban los negritos del avión de Chad? A una secta satánica para servir de sacrificio humano.